Cómo dibujar la vida que quieres


Esta es una nueva contribución a  super post

¡Hola a todos de nuevo!

Desde aquí Sílvio Fortunato con otro vídeo en la lindísima isla de Coração.

Verdad, todavía me quedo aquí y os trago un mensaje más. ¿Os acordáis de haber hablado en el vídeo anterior sobre actuaren en conformidad con lo que dicen y piensan?

Pues sí, en este vídeo os hablaré un poquito de mi camino hasta llegar donde estoy hoy, de lo que hice hasta tener la vida que tengo hoy.

Todo viene de nuestro esfuerzo y dedicación. Hace más de 20 años, me encontré con la industria del Marketing de Red que me mostró que el modo de vida que tengo hoy era posible. De hecho, existían personas que habían conciliado el Marketing de Red con el esfuerzo y dedicación y yo también conseguiría hacer lo mismo que ellas habían hecho.

El primer paso es tener consciencia que es posible vivir del Marketing de Red. En seguida, pensé que si ello sería posible, ¿por qué no tener un modo de vida confortable? Como os dice en el vídeo anterior, ¡piensen en grande! Dibujar un modo de vida en función del modo de vida de los demás no es bueno. Debemos soñar en grande con todo lo que queremos hacer y con el camino que queremos que nuestra vida siga.

Yo pensé en grande y lo que soñaba era tener mi propio negocio que me permitiera ser dueño de mí mismo, es decir, poder controlar mis ganancias y mi tiempo y, a la vez, ayudar los demás haciendo lo mismo que yo. Yo quería poder trabajar en cualquier lugar y ¿qué mejor que trabajar junto al mar, con un guapísimo paisaje? Seguramente que es muy mejor que estar dentro de una oficina, delante de un ordenador, ¿verdad?

Ustedes también lo pueden hacer. Empecen por coger una hoja y dibujen específicamente lo que quieren. Añadan fotos, si lo quieren. Lo más importante es que visualicen, aunque sólo en vuestra cabeza, lo que quieren para vuestro futuro. Os puede sonar raro pero crean que funciona.

Ni todo es fácil. Hubo un tiempo en el que desistí del Marketing de Red. Aprendí mucho pero no gané mucho dinero y ello hizo con que desistiera, así como muchos portugueses, y estructuré una compañía de Ordenadores que funcionó durante 5 años. Terminé por comprender que jamás tendría la calidad de vida que tenía, por eso decidí cerrarla. Infelizmente, tuve que cerrarla con algunas deudas y eso no es una situación muy confortable. Fue eso mismo que me hizo regresar al Marketing de Red.

Siempre he luchado por mi libertad financiera pero necesitaba encontrar los instrumentos ciertos para alcanzarla. Dibujé mi objetivo final desde el inicio y actué según ello. Es increíble la manera como el Universo direcciona las situaciones para que nosotros consigamos llegar donde creemos que podemos llegar. Soy prueba de ello. Aquí estoy yo ahora, trabajando donde quiero, viajando y aprendiendo con otros. Pero no me quedaré por aquí. Con la realización de sueños, vienen otros sueños que también hay que realizar. Sigo soñando y creo que todavía tendré una casa cerca del mar, con una conexión a la Internet que me permita trabajar confortablemente y aprovechar el ambiente al mi rededor. Pero no lo quiero hacer sólo. Quiero ayudar vosotros a hacer lo mismo para que os podéis juntar a mí cerca del mar, en la casa al lado. Cuanta más gente juntarse a mí en este sueño, más nos iremos divertir después todos juntos en grandes comidas y podremos acordar el tiempo cuando soñábamos con todo eso.

¡Piensen en grande!

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *